No habrá anexión de Judea y Samaria

Emiratos Árabes Unidos:
EE.UU. e Israel garantizaron que no habrá anexión de Judea y Samaria
Israel y Estados Unidos han prometido a los Emiratos Árabes Unidos que Jerusalén no anexará partes de Judea y Samaria como garantía para normalizar las relaciones entre los países, aseguró el director de Planificación de Políticas del Ministerio de Relaciones Exteriores de los EAU, Jamal al-Musharakh.
A pregunta expresa si la anexión amenazaría los lazos entre los países, al-Musharakh especificó que “no es así” ya que “las relaciones bilaterales están muy avanzadas en varios campos”, informó The Jerusalem Post.
Sin embargo, agregó que “una de las condiciones para el inicio de las relaciones bilaterales fue detener los planes de anexión”.
Al-Musharakh afirmó que tiene “garantías de los principales líderes de EE.UU. e Israel” de que tal movimiento no sucederá. Utilizó una palabra en árabe que significa detener o retrasar para describir el acuerdo en materia de soberanía, mientras que en las declaraciones de EE.UU. aparece la palabra “suspender”.
“EAU mantienen el consenso árabe y las resoluciones relativas a los palestinos. No hemos retrocedido ni una pulgada de nuestra posición”, aclaró.
Al-Musharakh hizo las declaraciones durante una conferencia de prensa celebrada en el Aeropuerto Presidencial de los Emiratos Árabes Unidos previo a la partida de la primera delegación oficial israelí, encabezada por el Asesor de Seguridad Nacional Meir Ben-Shabbat.
Sin embargo, agregó que “una de las condiciones para el inicio de las relaciones bilaterales fue detener los planes de anexión”.
Al-Musharakh afirmó que tiene “garantías de los principales líderes de EE.UU. e Israel” de que tal movimiento no sucederá. Utilizó una palabra en árabe que significa detener o retrasar para describir el acuerdo en materia de soberanía, mientras que en las declaraciones de EE.UU. aparece la palabra “suspender”.
“EAU mantienen el consenso árabe y las resoluciones relativas a los palestinos. No hemos retrocedido ni una pulgada de nuestra posición”, aclaró.
El funcionario emiratí argumentó que la normalización con Israel beneficia a toda la región, incluidos los palestinos.
“Hay espacio para la innovación y la educación y un futuro para que los jóvenes no crezcan en una zona de conflicto. Hay demasiados conflictos en la región y ya es hora de buscar formas sostenibles de avanzar y tener esperanza en el futuro”, enfatizó.
Al-Musharakh confirmó que la venta de cazas F-35 no está relacionada con Israel.
“No fue en absoluto el incentivo de esto”, señaló. “La compra de los F-35 es una antigua solicitud legítima”.
En respuesta a las observaciones del líder iraní, ayatolá Ali Jamenei, de que la normalización con Israel es una “traición” y “los emiratíes serán deshonrados para siempre”, al-Musharakh destacó que “el camino hacia la paz y la prosperidad no está en el discurso del odio”.
“Ese tipo de mensaje va en contra de una visión de futuro para la región”, añadió.
En cuanto a las conversaciones de normalización, Al-Musharakh indicó que las cosas están avanzando “a un ritmo saludable”, pero es difícil determinar en este momento cuándo se abrirán las embajadas o cuándo tendrá lugar una ceremonia de firma en EE.UU.
Cuando haya una embajada de los Emiratos Árabes Unidos en Israel, será en Tel Aviv, dijo.
Las discusiones, que tuvieron lugar en Abu Dabi el lunes y el martes, han sido “prometedoras” y “demuestran que el camino hacia la paz y la prosperidad es a través de la asociación y la cooperación”, subrayó al-Musharakh.
“Hay un gran número de jóvenes en la región que necesitan esperanza, un camino a seguir”, dijo.
Finalmente, al-Musharakh expresó su esperanza de que la cooperación entre Israel y EAU en la lucha contra el COVID-19 beneficie al mundo entero, no sólo a los dos países.
En respuesta a las afirmaciones, el Consejo Yesha, que agrupa a los asentamientos de Judea y Samaria, señaló en un comunicado que “esta declaración contradice todo por lo que el primer ministro Netanyahu fue elegido”.
“La aplicación de la soberanía es un asunto israelí que se deriva de la justicia histórica, el patrimonio y la verdad. El primer ministro no debe usar la soberanía como moneda de cambio para los acuerdos de paz. Si el primer ministro Netanyahu pierde la oportunidad de la soberanía, será su legado”.
“No dejaremos de trabajar por la aplicación de la soberanía israelí en Judea, Samaria y el Valle del Jordán como la visión definitiva del Consejo Yesha”, concluyó el comunicado.

Reproducción autorizada por © EnlaceJudíoMéxico

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *